Skip navigation

El reencuentro de los apodos
 
Me da gusto saber que hay cosas que el tiempo no puede tocar. Atrás de los ya no tan lozanos rostros, las sobrias vestimentas y de la mesura de la adultez, sigo viendo los mismos alegres, chispeantes y hasta perversos ojos que denotan lo que en el interior de cada uno se gesta.
 
"Ingeniero" les llaman a algunos; "licenciado", a otros más, pero quien nos haya conocido en otrora época, se daría cuenta que esos títulos no son sino otro apodo más de los que estábamos acostumbrados a recibir.
 
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: