Skip navigation

Monthly Archives: octubre 2011

Preguntáronme ayer con timorato morbo cuál doctrina profesaba y tuve que responder con evasivo pudor:
Mi religión es la vida, y mi fe se basa en que existo y me desarrollo en ella -dije-, no hay creencia religiosa por compasiva, solidaria o reactiva que cambie la simple realidad que hacia la muerte nos dirigimos. Tiranos, mártires, héroes y serviles igualmente terminarán sus días en el olvido de su sepulcro.
Adopté mi propia fe, porque la verdad espiritual se convirtió en marca registrada y se prostituyó como franquicia de comida rápida cuya preocupación está en cómo son utilizados sus logotipos más que en lo que le sirven a las personas.